Cómo hacer galletas de limón

Para hacer estas ricas galletas de limón, el primer paso es colocar la mantequilla en un bol y batir hasta que notemos que está lo suficiente  cremosa.

Cuando esté lista, ponemos 20 gramos de azúcar glass y batimos de nuevo otro ratito sin parar. Ahora se le añade la ralladura de limón junto a la harina y la maicena.

Cuando la masa esté lista, se divide en dos, cada una de las partes se enrollan en un papel vegetal, Estas dos masas deben tener al menos unos 2 o 3 centímetros de diámetro. Se hace en forma cilíndrica.

Se pone en la nevera una hora para que adquiera la consistencia adecuada.

Cuando se haya cumplido el tiempo, se pasa a retirar de la nevera y se  comienza a cortar  en trozos de al menos dos centímetros.

Todas las galletas de limón que vamos cortando se van colocando en una bandeja de horno y se van ordenando  a unos 170 grados. Debes dejar estas ricas galletas de limón al menos unos 15 minutos.

Cuando pasen los 15 minutos y comiences a ver que se empiezan a dorar, sácalas y deja que se enfríen unos minutos – no mucho- . Ahora debes poner en una bolsa azúcar glass y colocar dentro de ella las galletas tibias. Agita toda la bolsa  para que el azúcar se pegue a las galletas.

Hacer este tipo de galletas de limón sólo te llevará unos 10 minutos en la masa y 15 al horno, así que puedes hacerlas en cualquier momento del día.

Son perfectas para acompañar al café o la hora del desayuno e incluso después de las comidas. Dejan un toque dulce y ácido a la vez gracias al limón que a la mayoría de las personas les encanta.

Si quieres hacerlas de naranja, sólo sustituya el limón.

Anuncios

Galletas de lacasitos

Ingredientes para las galletas de lacasitos

100 gramos de azúcar morena

100 gramos de azúcar blanca

Extracto de vainilla

175 gramos de mantequilla

1 huevo

300 gramos de harina

1 pizca de sal

Bicarbonato

200 gramos de lacasitos

Cómo se hacen

Con el horno precalentado a 180 grados, se meten tres bandejas de horno con su correspondiente papel para hornear.  En otro bol, pones los dos tipos de azúcar junto con la vainilla y la mantequilla. Seguidamente bates todo para que se forme una especie de crema.

Se añade el huevo y la yema y se sigue batiendo hasta que esté perfectamente integrado.

Ahora se mezcla al harina con bicarbonato y la sal, para este paso, con que lo hagas con una espátula es más que suficiente se la agregamos a la mezcla anterior. Si  quieres, puedes comenzar a amasar con las manos, pero será muy pegajoso. Ahora debes dividir la masa en unas 25 porciones y hacer una bola con cada una de ellas. Las pones en las bandejas – con una separación considerable entre ellas – y con la mano la aplastas un poco en forma de hamburguesa. Ahora debes colocar 7 u 8 lacasitos sobre cada una de las hamburguesas.

Debes colocar los lacasitos muy juntos, ya que a la hora de hornear se van a comenzar a separar.

El siguiente paso es introducir la galleta en el horno y dejarla hornear durante unos 12 minutos. Notaremos que está lista porque los bordes se comienzan a tostar.

Cuando veamos que está tostada, es el momento de introducir las galletas al horno y entonces podremos retirarlas del horno y esperar a que se enfríen.

Estas galletas son perfectas porque se consigue una textura crujiente por los bordes y muy blandita por el centro.